Recordando el dia que nacio mi hijo Jose Leonardo

Cada hijo que Dios nos ha regalado ha venido con una historia diferente. Cuando me enteré que iba a nacer Juan Mateo (el primero) me quedé helado por la noticia, yo no quería tener hijos muy pronto, pues mi esposa quedo embarazada a los tres meses de casados, y cuando cumplíamos el primer año de matrimonio nació Juan Mateo entre el alboroto y la novelería porque estuvimos rodeados de toda la familia tanto de mi esposa como de la mía, por mi parte era el primer nieto y por parte de ella  aunque no era el primero igual era la algarabía .El nombre lo decidimos en una Eucaristía cuando escuchamos el evangelio en el que aparecía Zacarías el Padre de Juan el Bautista.

Juan Mateo

Luego, cundo Juan Mateo tenia 11 meses ya se gestaba María Emilia y el susto mio otra vez. Cuando nació mi princesa era muy pequeña pues le faltaban unas semanas para completar el tiempo de gestación, pero lo que le faltaba en tamaño le sobraba en fuerzas para llorar. Ha, por cierto, el nombre ‘Emilia’ surgió al enterarnos de que así se llamaba la madre del Papa Juan Pablo II,  quien fallecía en ese mismo año y una de las personas que más admiré y admiro por su simpatía para los jóvenes, por su coraje hasta en los momentos de su muerte y a quien pude ver de cerca en Roma en el año 2000.

Pasaron más de 2 años y pensábamos que Dios ya no nos iba a regalar más hijos por mis actitudes para con los primeros, entonces le comenzamos a pedir que nos lo enviase y así fue, entonces llegó Matías Sebastian para alegrarnos con su sonrisa y sus gestos. Mi familia me decía que nunca me habían visto tan ‘chocho’, Matías significa lo mismo que Mateo: “Misericordia de Dios” y aunque parezca ilógico o poco razonable como dice mi esposa, ahora cada vez que viene otro hijo, mayor es la alegría que siento cuando los veo nacer.

El 1 de octubre de este año  esperaba pacientemente en la sala del policlínico cuando inesperadamente entra mi esposa en la camilla mas bella mas tranquila pero sin el bebe, unos minutos mas tarde me lo traen y allí estaba: un VARON PRECIOSO muy parecido al resto de mis hijos varones, no me cansaba de apreciarlo y tenerlo en mis brazos, se llamará José Leonardo.

Que tengo miedo, por su puesto, que tenemos los  sufrimientos de cualquier matrimonio normal también,  porque con frecuencia se presentan las preocupaciones del dinero, del futuro, del que dirán de la gente. Puesto que parece que AHORA TENER LOS HIJOS QUE DIOS QUIERA ES UN PECADO, EL SERLE FIEL A LA ESPOSA O AL ESPOSO TAMBIÉN PARECE ALGO RARO, PERO EN CAMBIO PARECE MUY NORMAL Y HASTA SALUDABLE EL DIVORCIO, PARECE MUY NORMAL Y HASTA LEGAL EL ABORTO, ES DE LOS MAS NORMAL LO QUE ANTES NO ERA NORMAL. ¿Por que?: ¿Solo porque todos lo hacen?

Sería algo así como “usar Windows solo porque casi todos lo hacen”

Pero lo más importante es que Dios nos permite ver a cada hijo como una bendición, como un regalo, como una alegría. Dios ha sido nuestra fuerza y nuestra esperanza porque como dice el comercial de TV “Hay ciertas cosas que el dinero no puede comprar, paro todo lo demás existe Mastercard”, y es que siempre existirán esas ciertas cosas….. Continuará ….